Ciclos económicos e indicadores

Ciclos en las economías desarrolladas

Concepto de ciclos económicos

El concepto de ciclo económico está alineado con el análisis de indicadores de coyuntura en los mercados financieros.

El objetivo principal del análisis de los indicadores de coyuntura es inferir la evolución futura del ciclo económico y sus consencuencias en los mercados financieros.

El crecimiento no es un proceso lineal, pues en el transcurso del tiempo existen fases de expansión y de recesión, a estas fases las denominamos ciclos económicos.

Origen de los ciclos económicos

  • Factores productivos
  • Factores de demanda
  • Tensiones Financieras
  • Problemas políticos, guerras, huelgas, …

Factores productivos

  • Exceso de oferta: un ejemplo es el sector de la construcción en 2007 y 2008, tanto en EEUU como en Inglaterra y España.
  • Cambios tecnológicos: los avances tecnológicos pueden dejar como improductivos amplios sectores tradicionales.
  • Cambios en materias primas: en 1974 y 1982 el incremento del precio del petróleo generó recesiones en aquellos años.

Factores de demanda

  • Cambios en hábitos de consumo y ahorro: tanto por razones objetivas, como la caída del empleo o subjetivas como l pérdida de confianza del consumidor, las variaciones en el consumo que representa un porcentaje alto del PIB es una causa importante de las variaciones del ciclo.
  • Cambios en la política fiscal: el aumento o disminución de impuestos, junto a política presupuestaria, son instrumentos para actuar procíclicamente o anticíclicamente (paliando la recesión).
  • Cambios en el entorno empresarial: la búsqueda de costes laborales más favorables o menores cargas impositivas, favorecen la deslocalización empresarial uno de los cambios en el entorno empresarial.

Tensiones Financieras

  • Cambios en la política monetaria: el control de la masa monetaria y los tipos de interés son los instrumentos que utilizan las autoridades monetarias para controlar la inflación y el crecimiento económico.
  • Crisis Financieras y Bancarias: las instituciones financieras privadas son el principal canal, si estas se colapsn o dejan de funcionar a nivel normal, el sistema de consumo se resiente.

Problemas políticos, guerras, huelgas..:

  • Pueden llegar a interrumpir un ciclo de expansión.

Las fases del ciclo económico

La evolución de las fases del ciclo se presenta, como las variaciones de la tasa de crecimiento del PIB (producto interior bruto) en sus tasas trimestrales.

Hay dos períodos, el período de crecimiento y el período de recesión.

El período de crecimiento tiene 3 fases:

  • Primera expansión: es la primera etapa en la que se gana confianza en mercados y empieza a aumentar el PIB.
  • Segunda expansión: es el cenit o punto de recalentamiento económico
  • Estancamiento: es cuando por exceso de ofertas, tensiones financieras, elevacion de precios de materias primas, se desacelera y baja el PIB.

El período de recesión tiene 2 fases:

  • Fase de recesión: es la primera etapa en la que el PIB durante dos trimestres consecutivos (4-6 meses) está en pérdidas.

Durante la fase de recesión, la producción industrial cae entre 4 a 6 meses, y ello se comprueba por bajada de la producción, disminución de los ingresos, y el número de horas trabajadas pasa a ser menor.

  • Fase de recuperación: es cuando el PIB aún presenta tasas negativas, pero cada vez son menores, y se observa que las políticas monetarias y fiscales son claramente expansivas con el fin de afianzar la recuperación.

El PIB como indicador del crecimiento económico

El PIB es el agregado que se emplea para medir el crecimiento de una economía.

En mercados financieros se trabaja con el PIB trimestral, y normalmente hay un retraso de obtención de datos de unos 2 meses tras trimestre cerrado, es decir, casi un trimestre de demora en actualización de datos.

El consumo del sector privado es el principal componente del PIB, pues representa entre el 60 al 73% del mismo, variando según el país y de la fase de ciclo económico en el que se encuentre, y otro componente importante es la productividad del país.

índice deflactor del PIB

El deflactor del PIB es el cociente entre el PIB Nominal y el PIB Real, de forma que:

  • PIB Nominal = Producción actual x Precio de producción actual
  • PIB Real = Producción actual x Precio del año anterior (sin inflación actual)

Deflactor del PIB = PIB Nominal / PIB Real

El deflactor nos indica si en un país el valor de la moneda ha bajado (inflación) o el valor de la moneda de ese país ha subido (deflación)

El deflactor del PIB se trata del índice idóneo que proporciona una medición más exacta que el IPC. De hecho, el Índice de Precios al Consumo (IPC) únicamente recoge la evolución de los precios de una cesta familiar promedio, mientras que el deflactor de PIB, emplea los precios de todos los bienes y servicios, por tanto, es un índice que permite un cálculo real y no estadístico, como ocurre con el IPC.

Ejemplo 1: imaginemos que la producción de un país en el año 2020 está compuesta por 10 coches, a 10.000 euros cada uno; al siguiente año, se producen 11 coches, a 12.000 euros.

  • PIB Nominal 2020: 10 x 10.000 = 100.000.
  • PIB Nominal 2021: 11 x 12.000 = 132.000.

 

Según esto, la economía habría crecido un 32% en ese año. Sin embargo, hay que tener en cuenta que parte de la subida se debe al ascenso de precios o pérdida del valor de la moneda (es decir, a la inflación).

 

¿Cuál sería el PIB real en 2021? Para calcularlo, se tomaría la producción actual de 2021, pero eliminando la inflación de precios del año actual respecto al año anterior, es decir, colocando el precio del año anterior 2020 en lugar del precio actual:

PIB real 2021: 11 X 10.000 =110.000.

 

En 2021, el deflactor del PIB se calcula dividiendo el PIB nominal de 2021 entre el PIB real de 2021, es decir:

 

Deflactor del PIB = 132.000 / 110.000 = 1,2 = 120%.

 

De esta manera, vemos que en realidad la economía productiva sólo ha crecido un 10% (de fabricar 10 coches a 100.000 a  fabricar 11 coches por 110.000 de PIB Real), mientras que el resto del crecimiento hasta 132.000 euros,  se debe a la subida de precios del 20% que indica el deflactor (110.000 + 20% = 132.000).

Conclusión: el deflactor en este ejemplo nos indica «la inflación» de precios o pérdida del valor de la moneda, pero si los precios hubieran disminuido nos indicaría «la deflación» de precios o aumento del valor de la moneda. 

Visto este caso práctico, veamos ahora otro ejemplo más globlal sobre el índice deflactor del PIB de  un país:

Ejemplo 2: Suponemos que en una economía determinada el IPC es del 5% respecto al año anterior y su PIB nominal es del 4%. Entonces el PIB real sería de -1,0%, es decir, el país está en recesión, la economía ha caído en términos reales (PIB real), aunque nominalmente (PIB nominal) ha habido un aumento en los valores, como consecuencia del incremento de precios (inflación), que viene a ser lo mismo que pérdida del valor de la moneda.

Los Bancos Centrales de cada región entre las más importantes zonas económicas tienen el objetivo de conservar una estabilidad constante de precios. Para ello, en el caso de la zona euro, el Banco Central Europeo fija como objetivo una inflación ligeramente inferior al 2%. Como la inflación hace que los precios varíen a lo largo de los años, se necesita un indicador que elimine ese efecto. Así, sabremos si realmente crece esa economía o simplemente están aumentando los precios. Y eso es lo que hace el deflactor del PIB, medir esas variaciones de precios en un periodo de referencia y eliminar las fluctuaciones.

Los indicadores de coyuntura

Son datos que se obtienen con regularidad, y de los que se extraen indicios del comportamiento futuro de la economía, y por consiguiente, de las implicaciones sobre los productos y los mercados financieros.

Los tipos de indicadores son los siguientes:

  • Indicadores de demanda
  • Indicadores de oferta
  • Indicadores de sentimiento
  • Indicadores compuestos
  • Tasa de paro

Indicadores de demanda

Son aquellos datos económicos que reflejan la evolución del consumo. En los períodos de crecimiento económico se incrementa el consumo privado y al contrario, en períodos de contracción o recesión se reduce. Son indicadores que coinciden con la situación cíclica.

En España los indicadores dentro de este grupo más frecuentes son:

Ventas al por menor: son datos publicados por el INE, con periodicidad mensual y el retraso de actualización de unos 2 a 3 meses. Tiene en cuenta las ventas a nivel nacional sin tener en cuenta los vehículos. Este indicador tiene mucho potencial para detectar tendencias inflacionistas.

Ventas o matriculaciones de vehículos nuevos: la Dirección General de Tráfico publica mensualmente datos sobre las ventas/matriculaciones de vehículos nuevos, y esto nos otorga una información valiosa sobre la confianza del consumidor. Si el clima económico es desfavorable, disminuyen.

En España utilizamos otros indicadores de demanda como los datos sobre el consumo de electricidad, el cemento, y la concesión de crédito a familias.

Todos los países tienen indíces similares, por ejemplo en EEUU también se publican datos de ventas de vehículos que nos otorgan una referencia de la confianza del consumidor y situación de crecimiento o de decrecimiento económico.

Indicadores de Oferta

Son indicadores de la actividad productiva, es decir, de la producción.

Producción industrial: es un indicador elaborado por el INE, que en otros países también lo suelen tener.

Un indicador avanzado de oferta es la encuesta del clima industrial del Ministerio de Industria, que es también un indicador de sentimiento.

En EEUU dos indicadores muy usados son Capacity utilization (producción industrial e inflación) e ISM (antes NAPAM) el índice de los gerentes de compra, que cuando la economía está en recesión y el ISM por encima de 50, indica recuperación económica.

Indicadores de sentimiento

Son indicadores de los sentimientos de agentes económicos, que se basan en encuestas.

En España citamos:

Encuesta de presupuestos familiares: tendencia a medio plazo del consumo privado, que se publica en el INE.

Indicador de clima industrial: mide inventarios, producción, y capacidad de utilización. Lo elabora el ministerio de economía a través de la encuesta de coyuntura industrial.

Índice ICO: confeccionado con la misma metodología que el de la Universidad de Michigan y por el de la Conference Board en EE.UU, la finalidad es anticipar los cambios de demanda del consumo privado de los ciudadanos.

En EEUU el índice que mide la percepción de los consumidores es el Consumer Confidence Index que se elabora a traves de una muestra de 5000 hogares norteamericanos.

Indicadores compuestos

Son aquellos índices ponderados de varios indicadores, y que pretenden pronosticar lo que será la actividad económica. Son indicadores avanzados.

En Estados Unidos el de mayor tradición es:

U.S. Leading Economic Index. (Índice de indicadores avanzados). Preparado por el Conference Board. Recoge el comportamiento de los indicadores que tradicionalmente presentan un adelanto de la actividad económica. Está compuesto de 11 indicadores, entre ellos la propia evolución de la Bolsa representada por el índice S&P 500. En e pasado ha dado varias señales equivocadas, y por lo tanto, debe ser usado con prudencia. The Confeference Board publica indicadores similares para diez países, incluyendo España.

En Alemania:

IFO (Índice de Clima Empresarial). Publicado por el IFO (Instituto de Investigación económica de Alemania. Informa sobre el sentimiento de diversos sectores productivos y perspectiva a futuro. Es el indicador/índice avanzado más importante de Alemania.

En Japón.

TANKAN. Elaborado trimestralmente por el Banco de Japón. Es una encuesta a empresas sobre sus expectativas y una valoración del entorno industrial. Es un buen indicador de coyuntura económica japonesa.

En Francia.

INSEE. Encuesta mensual del INSEE (instituto de estadística francés) sobre la expectativa empresarial.

Tasa de Paro

Es un indicador muy objetivo y muy tenido en cuenta en EE.UU. También en Europa refleja la situación económica.

ciclos economicos e indicadores

Evolución de las variables económicas y financieras en los ciclos

Si a través de los indicadors de coyuntura podemos anticipar el comportamiento de las variables económicas, estas nos determinarán efectos directos sobre los mercados financieros.

En general períodos de recesión provocarán bajadas de los tipos de interés y tendencia a subidas bursátiles, y en períodos de crecimiento sostenido, subidas de los tipos de interés y tendencia a descenso de las bolsas.

Variables económicas

Inflación

  • Índice de precios al consumo
  • Índice de precios de materias primas
  • Índice de precios industriales
  • Costes laborales
  • PIB deflactado

Una situación inflacionista de crecimiento del IPC, puede generarse por un aumento de las materias primas, que pasará a los precios industriales y de éstos al IPC. Otros tipos de transmisiones son vía costes laborales a precios industriales y al IPC, y a través de presiones en la demanda de los consumidores que generan tensiones al alza en los precios.

Variables monetarias

El Banco Central Europeo intenta controlar las variaciones de cantidad (masa monetaria) y de coste (tipos de interés) del dinero par alcanzar objetivos macroeconómicos de crecimiento y estabilidad de precios.

Variables fiscales

Vienen determinadas por los ingresos y gastos públicos. La variación de estas magnitudes puede tener efectos expansivos o contractivos.

Variables de actividad

En general, agrupamos en esta categoría, además de los componentes del PIB, el paro y las tasas de actividad o de solicitudes de empleo en algunos países, datos sobre la construcción y de otros sectores, y datos de la balanza comercial y corriente.

Variables en los Ciclos

Para saber si nos encontramos en fase de crecimiento o fase recesión tendremos en cuenta los siguientes índices:

 

Fase de Recesión Fase de Crecimiento

PIB = Dos trimestres consecutivos en 🡻

Indicadores:

Paro 🡹
Demanda 🡻
Oferta 🡻
Sentimiento 🡻
Compuestos🡻

PIB = en 🡹

Indicadores:

Paro 🡻
Demanda 🡹
Oferta 🡹
Sentimiento 🡹
Compuestos 🡹

Inflación 🡻 Inflación 🡹
Tipos de interés 🡻 Tipos de interés 🡹
Bolsa 🡹 Bolsa 🡻

Recesión económica

En situación de recesión económica pura, la economía genera un paro creciente que comporta debilidad de la demanda, y la oferta disminuye como consecuencia de las malas perspectivas económicas. Los indicadores de sentimiento reflejan que las perspectivas de consumidores y empresarios son difíciles. Los indicadores compuestos, una síntesis de los anteriores, muestran los datos de la caída en la actividad económica.

En esta situación la inflación tiende a desacelerarse. En un entorno en el que aumenta el paro, la demanda se contrae, debido al menor poder adquisitivo de los consumidores y la oferta se hace excesiva. Las empresas, para vender, se ven obligadas a reducir los precios y la masa monetaria en circulación disminuye. Todo ello tiene como consecuencia la disminución del nivel de precios.

Este es un esquema muy general. Existen excepciones, como, por ejemplo, en la década de los setenta, cuando se produjo la primera crisis del petróleo. Las economías occidentales entraron en recesión y, no obstante, una gran inflación se hizo patente porque los precios de las materias primas impulsaron el resto de bienes independientemente del nivel de demanda.
En España hemos tenido períodos de estancamiento con inflación en las pasadas décadas, pero nos encontrábamos con una economía no totalmente abierta y con graves problemas de déficit público.

Ante una situación de debilidad de la demanda y de inflación contenida la respuesta de las autoridades monetarias es la de bajar los tipos de interés.
Se trata de una relación de causa-efecto del ciclo económico con los mercados financieros.

Sin embargo de forma contraría a lo que establecen las autoridades monetarias el mercado de forma natural da lugar a que los tipos de interés bajan en un entorno de baja inflación y bajo crecimiento económico o crecimiento negativo.

Esto no es en absoluto contradictorio ni incomprensible si tenemos en cuenta unos cuantos de los conceptos que ya hemos comentado:

  • La bolsa tiende a anticipar los movimientos futuros de la economía.
  • El mejor momento para invertir es después de una corrección bursátil y un entorno de bajos tipos de interés.

En el caso de España, pudimos observar que la última recesión se produjo en 2009 cuando en EEUU bajaron las ventas de vehículos. El PIB descendió –1’4% y la Bolsa subió un 50%. Se estaba descontando un escenario de tipos bajos y una recuperación de la recesión

Crecimiento Económico

En una situación en la que disminuye el paro, la demanda se expande debido al mayor poder adquisitivo de los consumidores y la oferta es escasa debido al aumento de la demanda; las empresas pueden elevar el precio de sus artículos ya que la demanda es fuerte y la masa monetaria en circulación aumenta. Esta situación tiene como consecuencia el aumento generalizado del nivel de precios.

El aumento de los precios, o sea de la inflación, llevará implícito un aumento de los tipos de interés y la consecuencia debe ser la bajada de las bolsas, no obstante esto no se cumple siempre, es decir, podemos estar experimentando cambios de una nueva era a nivel económico.

El ciclo económico 1991 a 2001 o la nueva economía

El ciclo expansivo de la economía se relaciona a la contención o reducción de la inflación y para ello son necesarias de mayor a menor importancia las siguientes medidas:

Contener el déficit público

En los años 90, la administración pública de EEUU se propuso reducir el déficit público, y lo logró incluso logrando llegar a un superávi presupuestario, dando lugar a un freno efectivo contra la inflación.

Apertura del comercio mundial y globalización

La conclusión de la ronda Uruguay del GATT, el establecimiento del Tratado de Libre Comercio entre EEUU, Canadá y México (NAFTA), la construcción del MER- COSUR en Latinoamérica, y la plena instalación del libre comercio en la Unión Europea, han sido exponentes de una voluntad decidida de apertura del comercio mundial, con la consecuencia de un aumento global de la competencia que ha tenido efectos dinamizadores para el crecimiento y de freno a la inflación. A esta apertura del comercio mundial le podríamos añadir unas tendencias claras a la globalización, también en movimiento de capitales. Puede ser la razón de focos de inestabilidad y volatilidad en los mercados financieros, pero contribuye a una economía global más competitiva y abierta.

Anticipación en la política monetaria

A partir de febrero de 1994 se inaugura una etapa, que ante cualquier síntoma (es decir, una serie de indicadores de coyuntura) su respuesta es una subida de tipos, no con la finalidad de atajar la inflación, sino con el propósito de impedir que aparezca. Es decir, política monetaria de anticipación a los síntomas de inflación.

Nuevas tecnologías e incremento de productividad

El estrangulamiento de la oferta por un incremento de la demanda ha sido una causa tradicional del incremento de precios. En la década de los noventa asistimos a la aparición de nuevas tecnologías que permitieron un incremento de la oferta por encima de la demanda, gracias a aumentos de productividad.

Debe destacarse la gran transformación de la estructura productiva donde el sector tecnológico tiene mayor peso. Además, ha ido acompañado de un abaratamiento de los precios de acceso a esta tecnología. Pensemos en el coste de los ordenadores personales hace diez años, o el abaratamiento de la telefonía móvil o el coste de Internet. Esto representa un ahorro de costes a las empresas que repercute en un incremento de la productividad

El ciclo económico de crisis financiera en 2008

El ciclo de crisis iniciado en el 2008 estuvo caracterizado por una profunda recesión. En el caso de Estados Unidos se ha señalado por parte del NBER que se inició en diciembre de 2007 y se ha dio por finalizada en junio de 2009, es decir, 18 meses una de las recesiones más largas desde la segunda guerra mundial.

Después de un periodo de crecimiento elevado en Estados Unidos especialmente desde el año 2003 al 2007 una serie de acontecimientos encadenados pusieron fin al ciclo de crecimiento: estallido de la burbuja inmobiliaria, crisis financiera que tuvo su origen con el derrumbe de las hipotecas denominadas subprime, y a continuación el colapso en los mercados financieros.

De alguna manera se produjo lo que el economista Hyman Minsky, ya en 1974 definió como causa de las recesiones «en tiempos de prosperidad se desarrolla una euforia especulativa mientras aumenta el volumen de crédito, hasta que los beneficios producidos ya no pueden pagarlo, momento en que los impagos producen la crisis. El resultado es una contracción del crédito, incluso para aquellas compañías que sí pueden pagarlo, momento en que la economía entra en recesión».

Crisis que se inició en Estados Unidos se extendió por todos los países incidiendo especialmente en aquellos como España o Irlanda que habían experimentado un crecimiento desmesurado del sector inmobiliario.

Mientras que en Estados Unidos la reacción de la FED fue inmediata iniciando la bajada de los tipos de interés directores a finales de 2007 y situándolos en el 0,25% a principios del 2009. Todo ello acompañado con una inyección de dinero sin precedentes en las denominadas Quantitative Easing (QE), herramientas no convencionales para una expansión monetaria de la economía. Estas medidas no tuvieron repercusión en las tasas de inflación y sí en el crecimiento.

En Europa no solamente se reaccionó tardíamente, incluso en marzo del 2008 el BCE subió los tipos de interés al 4,25% se empezaron a bajar a finales del 2008 y no se sitúan al 0,25% hasta noviembre del año 2013.

5/5 - (2 votos)
¿Te ha gustado este artículo?

Únete gratis a nuestro canal de WhatsApp para recibir más contenido exclusivo.