FACTURA SIMPLIFICADA LO ESENCIAL EN 1 MINUTO

¿Qué es una factura simplificada?

Es un documento justificativo de pago conforme se ha realizado una compra de un producto o de un servicio. Es como un factura ordinario pero con un contenido más reducido. La factura simplificada solo se podrá realizar en unos supuestos concretos.

¿Cuando puede utilizarse la factura simplificada?

  • Cuando el importe no exceda de 400 euros, IVA incluido o cuando deba expedirse una factura rectificativa.
  • Y en las siguientes operaciones que el importe no exceda de 3.000 euros, IVA incluido:
    1. Ventas al por menor. Se consideran ventas al por menor las entregas de bienes muebles corporales o semovientes en las que el destinatario de la operación no actúe como empresario o profesional, sino como consumidor final de aquellos. No se reputarán ventas al por menor las que tengan por objeto bienes que por sus características objetivas, envasado, presentación o estado de conservación sean principalmente de utilización empresarial o profesional.
    2. Ventas o servicios en ambulancia.
    3. Ventas o servicios a domicilio del consumidor.
    4. Transporte de personas y sus equipajes.
    5. Servicios de hostelería y restauración prestados por restaurantes, bares y establecimientos similares, así como el suministro de comidas y bebidas para consumir en el acto.
    6. Salas de baile y discotecas.
    7. Servicios telefónicos prestados mediante cabinas o tarjetas magnéticas o electrónicas recargables que no permitan la identificación del portador.
    8. Servicios de peluquería e institutos de belleza.
    9. Utilización de instalaciones deportivas.
    10. Revelado de fotografías y servicios prestados por estudios fotográficos.
    11. Aparcamiento y estacionamiento de vehículos.
    12. Alquiler de películas.
    13. Servicios de tintorería y lavandería.
    14. Utilización de autopistas de peaje.
    15. Aquéllas que autorice el Departamento de Gestión Tributaria de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

¿Se puede deducir la factura simplificada?

Para que el iva pueda deducirse la factura simplificada debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Que se refiera a operaciones que estén sujetas al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Esto significa que la operación debe estar gravada con el IVA, es decir, que debe existir una obligación de repercutir el IVA al destinatario de la operación.
  • Que contenga los datos obligatorios establecidos en el artículo 6 del Reglamento de Facturación.
  • Que, en el caso de que el importe total de la factura no supere los 400 euros, el destinatario de la factura sea un consumidor final que no actúe como empresario o profesional.

Contenido de las facturas simplificadas

Como mínimo las facturas simplificadas han de contener los siguientes datos:

  • Número y, en su caso, serie. La numeración será correlativa.
  • Fecha de expedición.
  • Fecha en que se hayan efectuado las operaciones o se haya recibido el pago anticipado, siempre que sea distinta a la de expedición de la factura.
  • Número de identificación fiscal, así como el nombre y apellidos, razón o denominación social del obligado a su expedición.
  • La identificación del tipo de bienes entregados o de servicios prestados.
  • Tipo impositivo aplicado y, opcionalmente también la expresión «IVA incluido».
  • Contraprestación total.
  • En el caso de facturas rectificativas, la referencia expresa e inequívoca de la factura rectificada y de las especificaciones que se modifican.
  • Las menciones recogidas en las facturas ordinarias relativas a la aplicación de regímenes especiales y a determinadas operaciones (exentas, con inversión del sujeto pasivo, etc.).

 

Otros artículos que pueden ser de tu interés:

Otros servicios que pueden ser de su interés:

Vota post
¿Te ha gustado este artículo?

Únete gratis a nuestro canal de WhatsApp para recibir más contenido exclusivo.