La hostelería en tiempos de cambio: así enfrenta los retos del sector

En el sector de la hostelería, cada día es una nueva batalla y, al mismo tiempo, una oportunidad para innovar y adaptarse. Hoy más que nunca, los restaurantes están demostrando una resiliencia admirable frente a una serie de retos, encontrando maneras creativas y eficaces para sobrellevarlos y prosperar. Es obvio que la hostelería es un sector que se somete a los cambios como mejor sabe, y así es como se enfrentan a todos los retos que, de una u otra manera, van surgiendo.

La hostelería y sus retos

Uno de los problemas más acuciantes es la gestión de costes. Los márgenes de beneficio en la hostelería son a menudo reducidos y la volatilidad de los precios de los ingredientes y la energía no hace más que complicar la planificación económica. En respuesta a esto, muchos locales están incorporando tecnologías avanzadas para optimizar recursos y reducir desperdicios.

camarera preparando las mesas

Un ejemplo son los sistemas de inventario inteligentes, que avisan al personal cuando los productos están por caducar, minimizando así la pérdida de alimentos. No solo se trata de una forma para reducir costes y tener un beneficio más amplio, sino también, de dar un giro sostenible a ese negocio. El desperdicio de alimentos es algo que los locales de restauración se van tomando cada vez más en serio.

La retención de empleados es otro gran reto. El sector es conocido por su alta rotación de personal y porque en determinadas las ocasiones, quienes trabajan no son generalmente profesionales o han recibido formación específica en hostelería. Pero también es necesario resaltar que las largas jornadas laborales, las condiciones de trabajo o un sueldo no competitivo suelen estar detrás de esa falta de retención de empleados. Para contrarrestar esto, varios negocios están invirtiendo en la capacitación y desarrollo de su equipo, mejorando las condiciones de trabajo y promoviendo un ambiente inclusivo y de apoyo.

Las regulaciones sanitarias también han tomado un papel clave, sobre todo a raíz de la pandemia de 2020. Los establecimientos deben cumplir con normativas estrictas para evitar multas o atender a clientes con necesidades alimentarias. La tecnología ha sido una solución efectiva aquí también, con sistemas que ayudan a mantener el seguimiento de la limpieza y la higiene, asegurando que se cumplan los estándares requeridos. Y no solo se trata de evitar sanciones, el público es un altavoz muy potente si dejan una mala crítica en redes sociales.

Letrero luminoso con la palabra EAT

La vista puesta en la sostenibilidad

La sostenibilidad es otra de las áreas que está cobrando una importancia capital. Los consumidores cada vez están más interesados en el origen y la producción de los alimentos que consumen. Los restaurantes que adoptan prácticas sostenibles, como el uso de ingredientes locales (KM 0) y métodos de cocina más amigables, ayuda a generar conciencia y en la importancia de apartarse de técnicas poco sostenibles y que hacen bastante daño a nuestro entorno. La cocina con productos del entorno es siempre muy apreciada por parte del público, que cada vez se aleja más de los fuegos artificiales.

Finalmente, la pandemia obligó a muchos en la industria a reconsiderar sus modelos de negocio. Los servicios de entrega y comida para llevar se han vuelto esenciales para la supervivencia de muchos. Además, algunos establecimientos han comenzado a experimentar con formatos innovadores como las cocinas fantasma, que operan sin sala de comedor y sirven exclusivamente a domicilio. Entender estos retos y las soluciones que se están implementando no solo es importante para los profesionales del sector, sino que también ofrece a los consumidores una ventana a lo que sucede tras las bambalinas de sus establecimientos favoritos, haciendo que se apoye de manera más firme a un sector con un importante peso específico en nuestro país.

Vota post
BLOG

Haz clic y visita nuestras publicaciones

CANAL WHATSAPP

Haz clic y únete gratis a las novedades del canal de WhatsApp